sábado, 21 de mayo de 2011

Nuestro discurso de "fin de campaña"

Estamos asistiendo esta semana al nacimiento de un movimiento largamente esperado, y casi me atrevería a decir necesario; el levantamiento en masa de una población hastiada con muchas cosas, pero sobre todo con su clase política.

El "¡basta ya!" a los abusos de la banca, y del supuesto estado de garantía. La movilización pausada, pero firme, de una parte de la juventud, y no solo juventud, harta de abusos.

Harta de una crisis que no han provocado ellos, pero que sufren, y harta sobre todo de cierta clase de políticos, en esta España del XXI.

Y yo, como político de UPyD, no puedo menos de celebrarlo.

Porque básicamente lo que defienden esos jóvenes, y no tan jóvenes, es lo mismo que defendemos desde UPyD.

Y no es "ventajismo político". Está en nuestro estatutos, y en la raíz misma del nacimiento de este partido; "voluntad férrea" de cambiar las cosas.

De cambiar esta clase política rancia y anquilosada, que más que política por vocación, hacen carrera por posición.

Siempre digo lo mismo: sí UPyD no estuviera inventado, habría que hacerlo.

Y lo de estas gentes llenado las plazas está muy bien, pero solo con gestos simbólicos no se alcanzan las metas. Hay un gesto mucho más importante que os pedimos desde UPyD que hagáis a todos los que de verdad tenéis la inquietud de cambiar las cosas, y no es otro que ir a votar el Domingo.

Que esta jornada de reflexión nos sirva a todos de verdad para reflexionar (y los míos para descansar satisfechos de todo el inmenso trabajo realizado), sintiéndonos solidarios de todas esas personas en las plazas de casi toda España, pero también optimistas sobre el futuro que entre todos queremos construir. Que no solo de protestas vive el hombre, sino también sobre todo de actos.

Muchas gracias a todos por vuestro apoyo inestimable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada